Solange Garcés Aguilar sobre Plan y Estrategia

Por Solange Garcés Aguilar

Plan y Estrategia son dos conceptos que suelen confundirse. Un plan y una estrategia tienen distinto significado. Un plan es una proyección de actividades que vas a hacer. Una estrategia es un camino, que debe ser el más eficiente posible que vas a elegir para lograr un determinado propósito. Ninguno reemplaza al otro. Más bien, se requiere que ambos existan para lograr el éxito anhelado.  En este artículo profundizaremos en ambos conceptos para asegurar una buena gestión en tu organización sea pública, privada, o comunitaria. E, inclusive, en la vida misma.

En preparación a este artículo, recordaba mi asombro al revisar los términos de referencia (TdR) de una consultoría – en la que estoy colaborando con una empresa consultora como especialista de turismo – para la elaboración de la estrategia productiva del sector turismo del gobierno provincial de Tungurahua que ponía entre paréntesis ( ) un plan a corto, mediano y largo plazo.

La redacción de dichos TdR por parte de los técnicos del gobierno provincial demostraba un error conceptual importante de no diferenciar bien entre plan y estrategia. No saber lo que se está pidiendo puede deberse a falta de conocimiento y experiencia de los temas. Esto me llevó a alertar este tema tanto al equipo consultor como técnicos del GAD en vista de los productos de consultoría a entregar. Entonces, me pareció importante traer este tema a la conversación para aclarar conceptos.

Primero entendamos qué es un plan y qué es una estrategia.

¿Qué es un Plan?

Un plan es una lista de actividades con tiempo y recursos que decimos que vamos a hacer para lograr algo en concreto (un propósito). Por ejemplo, vamos a abrir una nueva línea de negocio, o  vamos a mejorar la experiencia del consumidor final, o vamos a abrir un curso en línea, entre otros ejemplos. Los resultados  de estos planes no nos harán felices a menos que tengamos una estrategia.

¿Qué es una Estrategia?

Una estrategia es una elección, de acuerdo a la definición de estrategia de Roger Martin, ex decano de la Rotman School of Management de la Universidad de Toronto y uno de los pensadores líderes en estrategia del mundo; además es el autor de Playing to Win: How Strategy really works junto con A.G. Lafley.

Martín dice: «La estrategia no es un documento de planificación extenso; es un conjunto de opciones poderosas e interrelacionadas que posiciona a la organización para ganar».

Otra definición de estrategia que  me gusta mucho es la que aporta el doctor Josep Chías en el marco de los planes de turismo: «La decisión artística, y por tanto no obvia, que elige el camino que seguiremos para lograr un objetivo futuro, objetivo que, por cierto, tiene que ser alcanzable pero también debe ser casi un reto para todos. (1)

Conclusión

Un plan no es una estrategia, ni una estrategia es un plan. Son dos conceptos distintos. Sin embargo, queda claro que un plan requiere una estrategia para tener éxito. Por lo tanto, es fundamental tener claridad de ambos términos y expresarnos adecuadamente para no caer en errores conceptuales que pongan en riesgo nuestra eficiencia y productividad. Como dice un dicho por ahí: «Cambia tus palabras, cambia tu mente, cambia tu vida».

 

P.D. ¿Quieres ayuda con la planeación y la estrategia de tu empresa, negocio u organización? Esto es lo que necesitas saber.  

 

 

(1) Chias, Josep. El negocio de la felicidad: Desarrollo y marketing turístico de países, regiones, ciudades y lugares (Spanish Edition) . Pearson España. Edición de Kindle.

2 comentarios

  1. Estos dos términos juegan un papel muy importante a la hora de la toma de decisiones, ya sea empresa publica o privada con miras hacia las ejecuciones futuras al desarrollo turístico rural, cantonal, provincial y nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.