Solange Garcés Aguilar en Aprender Nuevas Habilidades

Por Solange Garcés Aguilar

Aprender  nuevas habilidades trae  un efecto compuesto que  se manifiesta en la ejecución de nuestras acciones.  ¿Te ha pasado alguna vez que estás concentrado en hacer una tarea que es desafiante y desconocida a primera vista; y de repente fluyes con ella sin importar el tiempo porque tu cerebro la relaciona con habilidades que antes aprendiste? Es asombroso. 

«El interés compuesto es la octava maravilla del mundo. El que lo entiende, se lo gana. El que no, lo paga». – Albert Einstein.

Thomas Oppong en su artículo Aprendizaje Compuesto: La Herramienta Más Poderosa Para Adquirir Habilidades Más Rápido, trata de cómo el principio compuesto que se aplica en el dinero (ganar interés sobre interés) funciona también en el aprendizaje.  El conocimiento que se adquiere genera más conocimiento. Y el conocimiento una vez que se aplica para determinado fin nos aporta enseñanzas que se convierten en sabiduría sobre el funcionamiento de algunas cosas. Entonces, se puede conectar mejor las ideas y usarlas para beneficio propio.

Imagínate si leyeras diariamente 500 páginas de un libro como lo hace Warren Buffet. O escucharas un podcast o un audiolibro mientras conduces tu auto hacia tu oficina o de vuelta a la casa, o mientras lavas los platos. Y si aprendieras un curso durante las primeras horas de la mañana (entre 4 am y 6 am), previo a alistarte para tu día.

Sin duda puedes lograr cosas increíbles con lo que aprendes. Por ejemplo, puedes desarrollar tu ingenio y creatividad. Así también, puedes identificar oportunidades y en otros casos puedes aprovechar las oportunidades que se te presentan. Además, puedes cumplir tus objetivos porque tienes las habilidades que se requieren, porque eres más productivo y tienes más conocimiento que te permite resolver problemas. 

En preparación de este artículo, recordaba una anécdota que contaba Jim Rohn a los asistentes de uno de sus seminarios cuando Earl Shoaff, su mentor le dijo:  “Lo que tiene ahora Señor Rohn es lo que ha atraído por la persona en quien se ha convertido” .

Y entonces, Jim Rohn le pregunta: “Y cómo puedo cambiar todo eso?” a lo cual Earl Shoaff le responde: “Muy simple. Si cambias, todo cambiará para ti. No se requiere cambiar lo exterior sino lo interior. Si quieres más, debes convertirte en más. No desees que sea más fácil, desea ser mejor. No desees menos problemas, desea más habilidades. Empieza a trabajar en ti mismo haciendo estos cambios personales y todo cambiará para ti”.

Pasos para aprender nuevas habilidades según Oppong

  1. Identifica lo que quieres aprender primero.

¿Cuál es esa habilidad que deseas con sentido de  urgencia aprender o agregar al conjunto de tus habilidades complementarias?

2. Encuentra los mejores lugares donde puedes comenzar a aprender.

¿Quién es un líder de pensamiento en ese espacio? ¿Qué sitios, blogs, podcasts, boletines y cursos ofrecen el mejor conocimiento del tema?

3. Programa tiempos de aprendizaje en tu calendario.

Puede ser después del trabajo. O temprano por la mañana, antes de comenzar el trabajo. Podrías levantarte temprano para hacerlo, aprovechando la quietud y la calma, y que no haya distracciones. Tú decides. Pero haz que el proceso sea agradable para que lo conviertas en un hábito. 

4. Comienza a aprender rápido.

No faltes a tus citas contigo mismo. Sigue buscando tiempos libres para aprender. Aprovecha el efecto bola de nieve y sigue aprendiendo, aunque sean 5 o 10 minutos todos los días. Todo cuenta.

5. Hazlo parte de tu rutina como cuando desayunas todas las mañanas.

Planifica tu tiempo de aprendizaje en tu día. Así se irán formando las habilidades, hábitos o conocimientos que vayas adquiriendo.

 

En resumen, las habilidades que se adquieren con el tiempo son una inversión, y como toda inversión tienen un efecto compuesto. Lo mismo que el dinero. Y este efecto compuesto se traduce en resultados e impacto en la vida. 

La realidad que tienes cambia si uno mismo cambia. Eso implica volverse una nueva persona, con nuevos hábitos, con objetivos nuevos, con nuevas habilidades, con nuevas prioridades, y con nuevas decisiones.

¡Gracias por leer! Deja un comentario sobre el artículo para saber qué te ha parecido.

¡Que sigas aprendiendo! ¡Que sigas creciendo! y ¡Que sigas creando!

Hasta la próxima. ¡Ciao!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.