Por Solange Garcés Aguilar

una buena gestión y una buena administración basada en resultados

                                                                    Imagen: Freepik

Pudiera parecer que tanto una buena gestión como una buena administración significan lo mismo pero no es así.  La administración (o “administration” en inglés) se encarga de formular políticas y objetivos, mientras que la gestión (o “management” en inglés) se encarga de implementar esas políticas y objetivos.

Tanto la buena gestión como la buena administración son fundamentales para el adecuado funcionamiento de un negocio, una empresa, y cualquier organización. Pudiera parecer que tanto una buena gestión como una buena administración significan lo mismo pero no es así.  La administración (o “administration” en Inglés) se encarga de formular políticas y objetivos, mientras que la gestión (o “management” en Inglés) se encarga de implementar esas políticas y objetivos. 

La gestión está a un nivel ejecutivo- operativo por debajo de la administración. La gestión organiza los recursos (personas, materiales, equipos, sistemas y procesos, tiempo y dinero) y hace el trabajo. En contraste, la administración está a un nivel jerárquico superior-estratégico. Ambas, la administración y la gestión realizan su trabajo con eficiencia y eficacia. Y a través de la planeación, la organización, la dirección y el control.

Para calificar de buena gestión o de buena administración dependerá exclusivamente de los resultados e impacto que producen con respecto a lo deseado.  Un ejemplo de esto es ese modismo que dice: «Las acciones hablan más que las palabras» que significa que las acciones son más importantes que lo que se dice. Simplemente. 

Podemos hacer un sinfín de acciones para conseguir una buena gestión pero lo importante es concentrarnos en escoger  las acciones que sirvan para cumplir los objetivos trazados. Para ilustrar esto, hay que hacer las cosas con una visión de economía de fuerzas , uno de los nueve principios de guerra empleados por las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos que se refiere a usar las fuerzas de manera eficiente. 

En mis palabras, una buena gestión es como hacer acupuntura para curar alguna situación del cuerpo. El especialista ubica las agujas en sitios del cuerpo donde se requiere para resolver un problema de salud en una persona.  

Por lo anterior, es tan importante alinear las visiones de la gestión y la administración en cuanto a las políticas y los objetivos para resolver un determinado problema. Para tener una buena gestión, es clave que la administración defina claramente lo que espera de la gestión, se lo comunique tanto de forma oral como por escrito, y  se asegure que lo ha comprendido bien (retroalimentación). Finalmente, si los objetivos están claros y entendidos por todas las partes involucradas, entonces las acciones serán prácticas y lógicas. En consecuencia, la buena gestión producirá los resultados deseados e impactará positivamente a todas las partes involucradas en el proceso. 

Reunión de equipo de trabajo revisando los resultados de una buena gestión

                                                            Imagen: Freepik

Mi consejo a los empresarios, emprendedores y gestores turísticos es que primero se sienten a pensar en el papel. Definan claramente lo que quieren. Escríbanlo en el papel. Pónganlo visible en su escritorio. Luego, comuníquenlo a sus equipos. Es fundamental que se aseguren que sus equipos entiendan muy bien a dónde quieren llegar (el destino), en qué punto están y lo que falta para llegar a ese destino.

Por otro lado, recomiendo que tengan visible la visión de a dónde quieren llegar. Pueden usar un tablero de la visión, como yo lo hago que sirve para poner las metas y propósitos con afirmaciones positivas. Lo veo todos los días para recordarme hacia dónde me dirijo. Es una buena técnica de visualización, la recomiendo y funciona!

 

Gestión y Administración de Metas mediante un Vision Board
Vision Board o tablero de visión es un tablero con imágenes y frases que reflejan tus sueños, anhelos, metas y propósitos como si ya se hubieran logrado.

Como decía una ex jefe, extraordinaria mujer y líder de cambios: “Lo que no es oficial, no existe”. Les deseo mucho éxito y recuerden que siempre se puede cambiar y ajustar lo que hacemos para producir los resultados deseados y añadir valor a todas las partes involucradas en el proceso.  

Espero que este artículo te haya aclarado conceptos y te haya aportado conocimiento. Déjame tus dudas o consultas en la sección de comentarios.

Hasta ahí cubre este artículo. Si deseas saber más, recomiendo que leas el libro La Ruta del Spondylus Ecuador-Perú donde trato la administración y la gestión turística de un multidestino. El libro aporta además itinerarios para el armado de tours en la ruta y un glosario de términos que enriquecerán tu vocabulario de gestión turística. Encuéntralo disponible en Amazon.

Si quieres más consejos sobre cómo hacer crecer tus negocios o si deseas más ayuda, asegúrate de visitar mi página de asesorías donde puedo impulsar tu crecimiento.

¡Gracias por leer! Cuéntame qué tal te ha parecido este tema. Si tienes algún aporte que quieras hacer, te invito a que iniciemos la conversación. ¡Me encantaría leerlo!  

¡Que sigas aprendiendo! ¡Que sigas creciendo! y ¡Que sigas creando!

Hasta la próxima. ¡Ciao!

Crédito de la imagen: https://emotions.cl/blog/cumple-tus-propositos-con-un-vision-board/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.