Solange Garcés Aguilar

Qué pasa con el turismo en el Ecuador es la interrogante  que se aborda en este artículo, con un análisis crítico y perspectivas de recuperación al 2024.

El sector de viajes y turismo en Ecuador enfrenta desafíos significativos, reflejados en datos contundentes. En Ecuador, entre 2019 y 2022, los visitantes extranjeros se redujeron de 2.043.993 a 1.213.830 (-40.61%). Los ingresos de divisas por turismo decrecieron de 2.193,38 millones a 1.802,63 millones de dólares (-17.81%). En cuanto a empleos en actividades vinculadas al turismo (alojamiento y servicios de comidas y bebidas, según INEC), aumentaron de 477.382 a 513.825 empleos. Sin embargo, en el 2021, los empleos ascendieron a 550.829, indicando una disminución del 6,7% en el 2022 comparado con el año anterior. Eso significa que los empleos tuvieron un bajo desempeño en año 2022 con respecto al 2021.

En 2022, según datos del Ministerio de Turismo, los cuatro mercados de origen más importantes de turismo para Ecuador, fueron en orden de importancia: Estados Unidos, Colombia, España y Perú, que suman en su conjunto el 68,39% de las entradas internacionales. 

Hasta octubre de 2023, Ecuador recibió un total de 1.170.809 visitantes extranjeros, generando ingresos por turismo que ascendieron a 980,06 millones de dólares, según los datos actualizados hasta septiembre por el Ministerio de Turismo (MINTUR). En cuanto al empleo en el sector turístico, se registraron 526.248 puestos de trabajo hasta el segundo trimestre de 2023.

Asimismo, durante el mismo período, se identificaron los cinco mercados de origen más significativos para el turismo en Ecuador, clasificados en orden de importancia. Estados Unidos encabezó la lista con un 31.23%, seguido por Colombia con un 17.46%, Perú con un 8.6%, España con un 7.85%, y China con un 3.37%. Estos cinco mercados representaron conjuntamente el 68.51% de las entradas internacionales, delineando la composición clave de la afluencia turística al país en 2023.

Esto plantea la pregunta clave: ¿Qué sucede con el turismo en Ecuador y cómo puede recuperarse?

En parte, estos resultados de un bajo desempeño del Ecuador responden al perfil de los visitantes que recibe el Ecuador. Colombia y Perú, en segundo y tercer lugar en las llegadas al Ecuador, son mercados de perfil de gasto bajo, susceptibles al precio, que priorizan el precio frente a otros atributos de la oferta turística.  Este patrón de comportamiento se repite, a pesar de que ya había sido advertido por la Cepal en su informe sobre análisis de la cadena de turismo del Ecuador del 2013. (CEPAL, 2014).

La cadena turística enfrenta diversos desafíos, que van desde la concentración del mercado hasta la carencia de innovación en la estructuración de los productos turísticos y la creación de la oferta hacia el mercado, la falta de una promoción turística especializada de productos hacia los mercados de interés para el Ecuadora; así como la falta de certificación de calidad en alojamientos y servicios de alimentación. Estos problemas se ven exacerbados por la competencia desleal proveniente del sector informal, agravada por una fiscalización y regulación insuficientes.

La sostenibilidad y competitividad del turismo ecuatoriano apenas ha experimentado cambios significativos desde el informe de la CEPAL en 2013. Ocupando el puesto 73 entre 117 países en el índice de desarrollo de viajes y turismo, Ecuador se ve superado por sus competidores directos. Chile (34), Costa Rica (50), Colombia (58) y Perú (65) destacan en este aspecto, dejando a Ecuador en una posición rezagada en la industria turística mundial.

En este contexto, la recuperación del turismo ecuatoriano se vuelve crucial. La posición 73 en el ranking no es irreversible, pero se necesita una acción decidida para superar los desafíos identificados. La innovación en la oferta de productos turísticos, la mejora en la calidad y cobertura de la infraestructura, y una regulación y control más efectivos son pasos esenciales.

Colombia, el país vecino, ofrece un ejemplo de éxito en la recuperación turística, superando los niveles pre-pandémicos, y convirtiéndose en el segundo país latinoamericano (luego de El Salvador) con mayor recuperación en el turismo. Colombia recibió más de 4 millones de visitantes extranjeros y apunta a superar este año la meta de 4,7 millones de turistas extranjeros.

Ecuador puede aprender de estas experiencias y trabajar hacia una recuperación sostenible. La competencia regional debe ser un estímulo para la mejora constante.

Conclusión

En conclusión, el turismo en Ecuador enfrenta retos, pero también oportunidades. La situación actual es una llamada de atención para reevaluar y revitalizar la estrategia turística del país. Con medidas efectivas, Ecuador tiene el potencial de cambiar su rumbo y competir exitosamente en la escena internacional del turismo. La recuperación es posible, y depende de la acción coordinada de todas las partes involucradas en el sector turístico ecuatoriano.

Si quieres saber más sobre el futuro del turismo en Ecuador explora mi eBook «Análisis de Turismo en Ecuador: Perspectiva Turismo-Económica. Tendencias Clave y Oportunidades al 2024»«. También puede interesarte aprender más sobre planificación y gestión de destinos turísticos, en mi libro La Ruta del Spondylus Ecuador-Perú, basado en un caso real de un clúster regional.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *